Ideas Encontradas

El espacio donde fluyen las ideas y se contrastan

Realidad o Ilusión

Neymarl-Messi

Durante el torneo de fútbol en Brasil cuando se disputaba por la famosa Copa Mundial, muchos creyeron en sus equipos y otros pensaron que pocas escuadras podían ganar el trofeo. A la afición mexicana se le hizo creer que su equipo, ahora sí, podría ir más lejos del cuarto partido pero su nivel futbilístico no lo permitió, sin embargo los argentinos pensaron que tenían un equipo preparado para llegar a la final y así fue. Pensar se acerca a la realidad y creer a la ilusión sin fundamento.

Mucha gente cree que las cosas pueden cambiar y hay otras que piensan que es difícil que las cosas cambien. Las más alejadas de la realidad son las que creen y las más realistas son las que piensan.

En nuestra actividad diaria lo adecuado es pensar, y no creer, porque vivimos en un mundo funcionalista. En las sociedades modernas, lo que las compone tienen una función determinada. Si creemos que no es así, avanzamos, socialmente, muy poco. Si pensamos que las reglas cumplen una función y por lo tanto las atendemos, avanzamos más rápido.

Creer es parte de la mentalidad del pasado. Por eso, en cierta medida, antes el mundo fue más lento. Hoy en día requerimos ser prácticos reconociendo que cada quien tiene un rol y cada cosa tiene una función. Nada puede ser permanente y todo tiene que renovarse a la velocidad que las circunstancias lo ameriten.

La naturaleza nos pone ejemplos todos los días. Ella constantemente se actualiza o se reajusta. El cambio climático responde a variaciones que la naturaleza experimenta. Las sociedades, y cada uno de nosostros, también experimentamos variaciones y tenemos que hacer cambios para reajustar nuestro modo de vida.

Hacer cambios no debe asustarnos, más bien podría ser un estimulante para adaptarnos mejor a la actualidad. Los cambios personales y sociales tienen que ser una constante como lo son en la naturaleza. Somos seres naturales y debemos seguir el mismo patrón en beneficio de nuestra salud personal y pública.

Las diferencias entre creer y pensar son abismales cuando se ven los resultados en la vida diaria. El creer es tener algo por verosímil o probable. Es darle crédito a las cosas, sin fundamento bastante, nos explica el diccionario enciclopédico. En tanto el pensar es reflexionar acerca de una cosa que se estudia o examina con cuidado y atención.

Nuestro credo deportivo nos puede decir ambiguamente que algún día el equipo nacional de fútbol mexicano va a ser campeón del mundo. Tal creencia está reforzada por el sumo sacerdote de las masas, las televisoras, que ganan mucho dinero manteniendo esa creencia. Pero una simple reflexión acerca del asunto nos hace concluir que es difícil que eso pase en el corto o mediano plazo. Es más realista apoyar a un posible equipo ganador como Argentina o Brasil. (JC/IE)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 13 octubre, 2014 por en México y etiquetada con , , .

Autores

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 10,484 hits

Estadísticas del blog

  • 10,484 visitas

Autores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: