Ideas Encontradas

El espacio donde fluyen las ideas y se contrastan

Las Viejitas También Rompen Piñatas

piñata

Hace unos días experimenté dos situaciones contra puestas. Por un lado la celebración de los 84 años de vida de una tia mia y, por el otro, el fallecimiento del padre de mi concuño, quien contaba con 74 años de edad.

La vida me ofreció la oportunidad de gozar el cumpleaños de mi tia al cual llevaron una piñata para alegrar más la fiesta. Ella y sus amigas, también de avanzada edad, con empeñoso gusto se dedicaron a romperla a palos. Fue un hecho emocionante para todos los presentes ver a las señoras, incluyendo a mi madre, comportarse como tal vez lo hicieron en su infancia.

En un principio la cumpleañera, timida (que no es así generalmente), rechazaba el palo para ir a golpear la estrella de varios picos que colgaba de un lazo y que adentro contenia chocolates, dulces y mandarinas. Pero al poco tiempo, al darle mi tia dos-tres golpes a la piñata, brotó en ella el deseo de destruir a la hermosa estrella en una secuencia de palazos fuera de ritmo.

Algo similar hicieron después las invitadas, hasta que poco a poco fueron cayendo los dulces por las aberturas de la dañada estrella de cartón y papel de china. La escena de la piñata como el canto de “las mañanitas” y todo lo que involucra la entusiasta celebración de un cumpleaños, me pareció que les dió más vida a todas ellas y a los no ancianos que gozamos del momento.

Fue acertado que mi primo le haya organizado una fiesta sorpresa a su madre, la que siempre se rehuzó a celebrar su cumpleaños y aniversarios de boda, a la siempre huidiza a las fotografías, pero que ésta vez por la felicidad que sentía permitió que la fotografiaran proyectando una brillante mirada y una honesta sonrisa.

Un día después de aquel alegre suceso, ocurrió uno triste. El papá de mi compadre murió subitamente. El era un hombre jovial y positivo, viudo desde hace más de 20 años. A él no lo conocí tanto como a mi tia, pero reconcí en él el ejemplo de un hombre modesto y trabajador.

Hacia 15 años que lo habían desahuciado los médicos que lo examinaron originalmente, pero él y sus hijos recurrieron a otros médicos que vieron posibilidades de que siguiera vivo gracias a nuevos tratamientos y técnicas avanzadas. Así don Juan, como todos lo llamabamos, pudo prolongar su vida y dedicarnos su sonrisa amable por más tiempo.

Lo que lo mató no fue ninguno de los males que padeció años atrás, fue un cáncer que le detectaron recientemente y, que además, le creó un tumor que no le causaba dolor. A don Juan lo velamos este domingo pasado por la noche. La capilla de velación estubo todo el tiempo llena de gente que lo conoció; las coronas y arreglos florales abundaron y el ambiente, a pesar del triste desceso, no fue dramático.

Sus seis hijos y dos hijas estuvieron tranquilos todo el tiempo y recibieron a todo el que llegaba con una relajada sonrisa. Ellos eran el reflejo de la calma que don Juan les enseñó. Asumo, además, que ellos estaban agradecidos de que su padre los acompañó en vida por 15 años más del fallido pronóstico médico.

Fue un fin de semana inusual para mi, en el que pude sentir la alegria de la vida a través de una fiesta de cumpleaños inesperada y la despedida sutilmente triste por la muerte sorpresiva de un hombre apacible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 17 febrero, 2015 por en Miscelánea y etiquetada con , , , , .

Autores

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 12,358 hits

Estadísticas del blog

  • 12,358 visitas

Autores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: