Ideas Encontradas

El espacio donde fluyen las ideas y se contrastan

“El Negocio del Siglo”

pacquiao-vs-mayweather-2015-790x454

A mi también me gusta el boxeo. Lo practique como diversión como muchos niños lo han hecho, pero nunca me entrene para competir formalmente como un atleta. De los atletas que más respeto y admiro por su dedicación y resistencia física son a los maratonistas y a los boxeadores. Nadie como ellos.

Cuando puedo, los sábados por la noche veo la función sabatina que televisan. Veo con atención las peleas preliminares como las estelares y en cualquiera de ellas me llevo cada sorpresa y cada decepción, pero está bien porque al fin y al cabo es parte del boxeo profesional o del negocio deportivo.

Aquí en la frontera San Diego, Estados Unidos, y Tijuana, México, desde hace más de un mes (como en los dos países enteros) nos han bombardeado con publicidad referente a la pelea de Manny Pacquiao y Floyd Mayweather Jr.  y, por supuesto la contienda entre los dos veteranos, la estan vendiendo como “la pelea del siglo” (negocio del siglo).

Si en el boxeo se usara la jerga taurina, diría que solamente los villamelones se pueden creer ese cuento de “la pelea del siglo” y gastar su dinero muy torpemente. Nadie puede asegurar qué pelea veremos. En el pasado por lo menos eran algo honestos y hasta al final de la pelea, o tiempo después la calificaban de tal o cual cosa. Como el emocionante combate en 1971 entre los legendarios Muhammed Alí y Joe Frazier, calificado como “la pelea del siglo”.

Aquellos dos pesos pesados estaban en plenitud física y tenían resistencia para más encuentros, así fue que le dieron al público del boxeo dos peleas más en 1974 y en 1975. A esa rivalidad y encuentros los llamaron “la trilogía”. Pacquiao y Mayweather están muy lejos de eso. Tal vez a su pelea de este 2 de mayo podrían llamarla “la pelea para recaudar fondos para mi pensión. Posdata: estamos viejos y no prometemos revancha”.

La única rivalidad entre pugilistas en los años recientes que supera en número a la famosa “trilogía” es la de Pacquiao y Juan Manuel Márquez con cinco encuentros, que les dejo mucho dinero a ellos y a los promotores. La que tendrá el filipino con el afroamericano les dejará más dinero pero recuerdos emocionantes al público está por verse.

Todo buen aficionado seguramente quisiera ver una excelente exhibición de boxeo en una pelea de campeonato en la que haya equilibrio de fuerza, de destreza, de inteligencia y de resistencia que lleve a los pugilistas al límite de sus capacidades para que los asistentes a la arena, y los televidentes, puedan ver el knockout siempre esperado.

Pero me parece que veremos de nuevo, como en sus últimas peleas, a un viejo Mayweather sin punch y por lo tanto tratando de esquivar golpes, esperando ganar la pelea por puntos, como si fuera un combate olimpico, con el fin de mantener una marca de invicto. Así es, el afroamericano ya no tumba a nadie de su división y por eso rehuye fajarse.

¿Qué hará el filipino? Él por lo menos es valiente y se arriesga. Pacquiao no tiene miedo fajarse, lo ha hecho con cualquiera y donde quiera, sin embargo tiene que tener cuidado en el contragolpe, aunque no pienso que Mayweather le propine un recto pleno al rostro como lo hizo Márquez al “pacman” la última vez que pelearon.

No voy a ilusionarme, así que prefiero ver gratis por You Tube los resumenes (highlights) de memorables peleas como la de Sugar Ray Leonard contra Roberto Durán en junio de 1980, cuando ganó por decisión unánime el centroaméricano. O peleas completas como la mejor del año 2000 entre mi paisano el tijuanense Eric Morales contra Marco Antonio Barrera.

Hay otras excelentes peleas en la red para recordar como la de Julio César Chávez contra el afromaericano Meldrick Taylor con final de película. Este combate fue considerado la pelea del año 1990. O el peculiar encuentro entre Mike Tayson y Evan Holyfield en 1997 cuando el primero le arrancó de una mordida parte de la oreja a su oponente.

Tal vez si Mayweather hubiera dejado de rehuir la contienda contra el filipino por tantos años, si hubiera sido el combate por lo menos hace cinco años atrás yo estaría a la expectativa de la pelea. Hoy ya no. Hoy incluso puedo esperar a las noticias del día siguiente para saber quién ganó la contienda. Dicen que para que haya desilusión tiene que haber ilusos. Yo no me hago ilusiones y, para los que gastarán mucho dinero por ver la pelea, espero me equivoque.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Autores

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 12,398 hits

Estadísticas del blog

  • 12,398 visitas

Autores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: