Ideas Encontradas

El espacio donde fluyen las ideas y se contrastan

Mitos y Leyendas, la Verdad Escondida

Se ha propagado la idea de que los mitos y leyendas son historias sin sustento. Pero eso no es exacto.

En tanto que las personas que acceden al mundo del conocimiento racional han aceptado un pensamiento lógico que los aleja del entendimiento del pensamiento, digamos, abierto, se les dificulta comprender las cosas de otro modo.

Hoy en día, los cuentos de hadas son consideradas historias de entretenimiento para niños. Los mitos y las leyendas de los pueblos se perciben como meras supersticiones y solo las historias de la ciencia (la teoría) son aceptadas como verdad.

Los hombres y mujeres de ciencia que suelen desacreditar el valor de los mitos y leyendas lo hacen deliveradamente con un propósito ideológico y no científico.

Los científicos que reconocen el valor intrinseco de los mitos y las leyendas han enriquecido a la ciencia misma que, como método de entendimiento del mundo, es nueva.

El problema que enfrentan los mitos y las leyendas para ser apreciados por las nuevas generaciones, por señalar a alguien, es que se difunde profusamente entre los escolares que solo hay una forma de adentrarse al conocimiento a través del método científico.

Pero lo que no suele decirse es que los mitos y leyendas se acercaban al conocimiento desde un enfoque empírico, un método de observación milenario que pocas veces registraba rigurosamente sus observaciones, pero capaz de acumular no solo datos frios también sabiduria.

La sabiduria fue lo que dió el razgo espiritual a las civilizaciones antiguas y le indujo a la gente el comportamiento con carácter humano. Es decir, se formaba a la gente en función de las virtudes o valores como se las llama ahora.

En la actualidad el pensamiento lógico del mundo racional nos ha inducido al mercado de consumo, de competencia y al egoismo. La frialdad del conocimiento nos ha formado frios, calculadores y codiciosos. Y lo que no tenga una explicación exacta y fría, no tiene sentido (lógico).

Volviendo a los cuentos clásicos infantiles, los mitos y las leyendas de las viejas civiliaciones, ellos aportaban la verdad de la condición humana. Sin embargo, hoy en día para comprender esos contenidos hay que educarnos en su lenguaje.

En el pasado se explicaba el mundo en forma simbólica. Ese lenguaje en nuestros días apenas lo podemos encontrar en la buena literatura. Desafortunadamente ahora no se le forma a la gente en función de las virtudes descritas a lo largo de elocuentes historias. Ahora a la gente se le educa masivamente como sinonimo de entrenamiento para el mercado laboral.

El mundo del conocimiento ha venido a sustituir, por decirlo suavemente, al mundo simbólico con un afán pronunciadamente mercantilista. Pero solo ha tenido éxito en lo aparente, porque en el subconciente colectivo el mundo simbólico está vivo.

No por nada los psicoanalistas Sigmund Freud y Karl Jung, apoyaron sus teorías fundamentalmente en el mundo simbólico que proveen los mitos y las leyendas de civilizaciones antiguas como la griega y la romana. Freud, por ejemplo, llamó a las conductas de incesto entre padres e hijos basado en los mitos de Edipo y Electra.

Las historias épicas de la película “Stars Wars” (“La guerra de las galaxias”), no son más que la reiteración del modelo héroico del ser humano descrito en innumerables mitos de diversas civilizaciones (“Los rostros del héroe”). También podemos citar los mitos biblicos y de otros libros sagrados que explican creativamente el origen del ser humano.

La metáfora en la que una mazorca representa el universo y que de ella se desprende un grano que simboliza la raza humana (el origen de la especie) es muy original, especialmente cuando la cultura creadora de ese mito tiene al maíz como el alimento fundamental que le da la vida.

El mundo simbólico está en el fondo del ser humano. Su conciencia puede estar cubierta con teorías practicas que responden a lo externo y que pueden facilitar la expansión de sistemas para la organización humana, pero esas teorías no tienen la capacidad de llenar el psique o la mente humana.

La psiquiatria acude, luego de sus fracasos al atender perturbaciones propias de la sociedad industrial, a las drogas que más perjudican o hacen dependiente al paciente. En el campo de los mitos y las leyendas se puede expandir la comprensión del estado mental, individual o colectiva, de la gente.

Los cuentos infantiles clásicos son contenidos ideales para la formación personal de los niños. Sus “mensajes”, moraleja o la explicación de la experiencia humana ante situaciones reales en un ambiente fantástico, pueden ayudar a los niños en el futuro a saber cómo responder ante los dilemas.

Rescatar a una princesa cautiva en lo alto de una torre custodiada por un dragón, es una emocionante metáfora para cualquier infante. Esta conocida aventura no es solo un cuento infantil para entretenernos, ella nos explica que el joven que desee el cariño de una señorita encantadora tendrá que ser valiente y determinado para enfrentarse al dragón, quien no es más que las adversidades (como los padres de Romeo y Julieta) para liberar a la princesa de su cautiverio (desposarla) y, él, a su vez, liberarse de su solteria y consumarse como hombre.

Pero la mentalidad que hoy se promueve va en contra de lo que antaño era considerado un proceso natural. La industria y la ciencia aplicada en la industria, han replanteado el otrora proceso natural y hoy podemos llamarlo proceso social-industrial.

En la sociedad industrial y postindustrial son pocos los que pueden practicar el anticuado proceso natural, ellos son los adinerados, los dueños de la industria. Uno de los propósitos de destruir la presencia del mundo simbólico es para canalizar a la gente al mundo productivo e industrial, donde los cuentos de hadas, mitos y leyendas son una “mentira”, no virtudes entretejidas en las historias.

Fuera del mundo simbólico promovido por la industria se vive para trabajar y consumir. El mundo simbólico por su parte provee a la persona la información de quién es en este mundo, cuál es su condición humana y le puede dar la guía para sentirse bien en este planeta a pesar de las calamidades que no tienen fin.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Autores

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com

Estadísticas del blog

  • 10,909 hits

Estadísticas del blog

  • 10,909 visitas

Autores

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Follow Ideas Encontradas on WordPress.com
A %d blogueros les gusta esto: